Taller

La Etapa de Educación Primaria bajo la filosofía Montessori se conoce como Taller, y se contempla como un único ambiente, que puede dividirse en dos; siendo Taller 1 para aquellas edades comprendidas entre los 6 y los 9 años, y Taller 2 para aquellas de entre los  9 y 12 años. La mezcla de edades brinda la oportunidad de aprender unos de otros, permitiendo el apoyo mutuo para abordar distintos desafíos.

Se necesitan ciertas condiciones para el desarrollo de las cualidades principales que caracterizan este periodo, siendo estas la abstracción, el razonamiento, la imaginación y la inteligencia moral. Cuando se logra este balance, la conciencia cósmica del niño florece y la motivación se eleva.

En dicho periodo, la mente del niño/a pasa a ser razonadora y lo social se vuelve especialmente importante. Por tanto, las presentaciones y los trabajos se realizan principalmente en pequeños grupos, para poder así aprender unos de otros. El día a día y la adquisición de conocimientos debe estar basado en el cuestionamiento de todo lo que nos rodea y por lo tanto, la búsqueda de respuestas propias; siempre guiados y acompañados por el/la guía.

En el ciclo Montessori, que abarca aproximadamente 3 horas, se trabajan áreas como Ciencias, Sociales, Matemáticas y Lenguaje, mediante materiales concretos que están a su alcance permitiendo gran autonomía y libertad. El ciclo es complementado por actividades como Arte, Música y Educación Física. 

Estas materias no figuran individualizadas en el horario lectivo ya que se adecuan los tiempos necesarios para cada una de ellas en función de su complejidad en cada momento.

Un pilar importante para nosotros es la educación para la paz y por ello se dispone a diario un tiempo de asamblea en la cual cada estudiante comparte sus experiencias y se procura la resolución de los conflictos. De esta manera, los participantes expresan, argumentan y debaten; llegando a acuerdos y límites basados en el respeto y la tolerancia, generando una sana convivencia entre niños/as, familias y docentes.

Según lo establecido en el modelo educativo Montessori, el ritmo del aprendizaje de cada niño en las diferentes áreas del currículo proviene del propio niño, de su motivación y necesidades. Las guías fomentan esta motivación con un entorno preparado, rico en materiales y actividades que responden a su interés. Este ambiente debe contribuir a crear una atmósfera social positiva y debe seguir las secuencias Montessori establecidas para cada área. Es de esta manera que los niños/as se moverán de un área a otra, profundizando en cada concepto para alcanzar o superar los niveles académicos establecidos por las autoridades educativas.

Debido a este interés vasto en el funcionamiento interno de todas las cosas en el universo, la Educación Cósmica es la respuesta. María Montessori denominó así a la materia que incluye todos los campos de la ciencia; Geografía, Historia, Botánica, Zoología, Anatomía y Ecología.